El uso de los equipos de bombeo de concreto es cada vez más esencial a nivel mundial, este tipo de equipos tienen diferentes capacidades tanto para volúmenes pequeños como grandes de vaciado, por lo que se han convertido en la forma preferida de entrega debido a la facilidad de maniobra, ya que el equipo se puede colocar cerca del borde o por fuera de la obra y mediante tuberías interconectadas se bombea el concreto directamente en el área deseada.

Su funcionamiento se basa en 4 principales partes:

Tolva. Esta es la primera parte del mecanismo, aquí se descarga el concreto premezclado de la olla revolvedora. Dentro de esta se encuentra una hélice que homogeniza la mezcla que evita su segregación.

Bomba hidráulica. Es un sistema de válvulas y cilindros que succionan y expulsan el concreto.

Tubería.  Una serie de accesorios como abrazaderas, codos y mangueras montables para hacer llegar el concreto a la distancia vertical u horizontal que requiera la obra.

Motor. Impulsor para la bomba hidráulica.

Para que todo este sistema tenga un óptimo funcionamiento es necesario que el concreto posea características especiales en fluidez, cemento, arenas y agregados para que esta mezcla pueda ser fácilmente bombeada y que no pierda sus características.

Bomba estacionaria

Este equipo se utiliza para bombear concreto en lugares donde no es posible el acceso con ollas revolvedoras de manera directa en la obra. Para su funcionamiento se requiere del armado de una serie de tuberías de diferentes longitudes para poder llegar al sitio de descarga.

La longitud para bombeo en este tipo de maquinaria va entre los 40 y 300 m. Su altura puede llegar hasta 100 m. Se puede llegar a bombear a mayores alturas pero se requiere de varias estaciones fijas de re bombeo y accesorios especiales que permitan alcanzar mayores alturas.

Para este tipo se debe tener en cuenta el tiempo de armado de la tubería y una buena  coordinación para descargar el concreto tan pronto llegue la olla revolvedora a la obra.

Autobomba

Es un sistema automático que funciona de la misma forma que la bomba estacionaria, solo que esta tiene un brazo telescópico con su propia tubería. Este sistema a diferencia de las bombas estacionarias no necesitan la instalación de tubería extra, solo se ancla la unidad al terreno y por control remoto se ubica el brazo de descarga en el sitio requerido. Cada bomba varía de tamaño con longitudes de brazo que se extienden de 17 a 63 m.

Para cualquiera de los dos tipos de equipos, se debe tener cuidado y manejo de las características del concreto, ya que de acuerdo al diseño de la mezcla existen algunas que no se pueden bombear. Por esto, nuestro equipo de profesionales realiza una visita técnica a la obra antes del bombeo, para revisar las condiciones estipuladas por el cliente.

Seguridad

De la misma manera que con otros equipos que se utilizan en la construcción, la operación de las bombas de concreto tiene una variedad de medidas de seguridad como la correcta colocación de la pluma, la planificación y supervisión de su uso, y la experiencia del operador y personal a cargo. Si alguno de estos comete algún error el riesgo de alguna contingencia aumenta por lo que es esencial que los supervisores de la obra se aseguren de que todas las operaciones de bombeo del concreto sea planificada, supervisada y que toda la operación se lleve a cabo de manera segura.

De la misma manera que con las ollas revolvedoras, se deben de adecuar las rutas y lugares de colocación temporal de los equipos de bombeo para reducir al máximo el impacto al tráfico y peatones, por lo que el vaciado de concreto debe de ser muy rápido y la obstaculización de las vías debe de ser mínima o por un tiempo muy corto. Hay que tener presente también la estabilidad del terreno por lo que es muy importante verificar las necesidades con el proveedor de concreto, así como las condiciones de estabilidad y firmeza que necesitan los vehículos para que los acoples queden debidamente colocados sobre el terreno.

Aunque se tomen las medidas necesarias hay que señalizar debidamente el lugar en que se trabaja y evitar la circulación de personal de obra mientras se realiza la operación de la maquinaria. En las medidas de seguridad prioritarias, siempre se debe tener presente la ubicación de las líneas eléctricas.

Al instalar las tuberías de las bombas estacionarias se debe realizar por operarios debidamente capacitados para esta labor y verificar que el acople de la tubería esté colocado de manera segura y que no exista riesgo alguno para las personas o para el flujo de salida del concreto premezclado. Si la tubería de la bomba se encuentra dispuesta verticalmente, debe tener apoyos por lo menos cada 3 metros.

Por último, las medidas de seguridad para el montaje de los equipos también son válidas para el desmontaje y debe garantizarse que las válvulas hidráulicas estén cerradas y que el vehículo esté seguro para la retirada de la obra.

El bombeo de concreto se utiliza actualmente a nivel mundial con más frecuencia con el fin de ahorrar costos de mano de obra y  mejorar los tiempos y calidad de los colados. Gracias a estas grandes ventajas y con las normas mexicanas actuales en materia de construcción que exigen mayor calidad y tiempos reducidos para terminar las obras, el bombeo de concreto se hace cada día más útil en cualquier tipo de edificación.

Pin It on Pinterest

Share This